ads_post_top

Terapia canina para personas de la tercera edad

Terapia canina

La terapia canina consiste en la utilización de animales, en este caso el perro, con fines terapéuticos. A lo largo de la historia son muchos los animales que se han utilizado para realizar terapias. Un ejemplo de ello lo tenemos con aquellos paseos a caballo que se le daban a las personas que tenían enfermedades incurables en la antigua Grecia. La finalidad era la de aumentar su autoestima.

Actualmente, los psicólogos y psiquiatras están adoptando esta técnica para sus terapias, donde su principal aliado es el perro. Estos consiguen crear un vínculo impresionante con la mayoría de sus pacientes de la tercera edad.  Facilitan todo el proceso de recuperación que estos requieren.

Beneficios de la terapia canina

Son muchos los beneficios que obtienen las personas de la tercera edad con la terapia canina. Sobre todo aquellos que están internados en residencias especiales. Entre estos beneficios podemos mencionar:

  • Mejora del estado de ánimo

Gracias al cariño que estos pequeños y adorables seres son capaces de transmitir a una persona, se ha notado un considerable cambio en el estado de ánimo de aquellas personas que tienen la oportunidad de hacer este tipo de terapia.

  • Aumento de la autoestima

El aumento del autoestima se da gracias a que los perros demuestran su cariño sin importar la edad, la enfermedad o estatus social de una persona. Es decir, crea un vínculo de confianza entre ambos.

  • Despierta nuevamente su interés

Logra despertar el interés de los abuelitos gracias a que deben estar atentos a cualquier movimiento del perro. Siempre activos.

  • Disminución de la presión arterial y el estrés

El contacto físico con el animal les ayuda a disminuir el estrés y por lo tanto, a mantener su presión arterial en un intervalo saludable.

  • Estimulan su mente

Una mascota atrae la atención, lo que hace que todos los sentidos estén atentos a cualquier movimiento.

  • Mejora su memoria

El contacto con un perro le puede traer al paciente recuerdos del pasado, lo que hace posible que su memoria se active.

  • Aumento de la actividad física

El poder jugar con estas mascotas, le da a la persona de la tercera edad, la oportunidad de realizar un poco de actividad física controlada.

Otros de los beneficios que obtienen las personas de la tercera edad con este tipo de terapias son: estimulación social, aumento del sentimiento de responsabilidad, mejora del buen humor  y en algunos casos se necesitan menos medicamentos.

Este tipo de terapia es también sumamente recomendada para personas mayores o jóvenes que tengan problemas de depresión.

ads_post_pretag

Deja un Comentario